lunes, 14 de mayo de 2007

ESPECIAL JUDAS PRIEST (1ª PARTE)


Los Judas Priest han sido, son y serán durante todos los tiempos una de las bandas claves del heavy metal. Para muchos quienes consolidaron y pulieron este estilo en los 70, quienes lo popularizaron en los 80 y quienes lo defendieron frente a todas las adversidades en los 90, lo cierto es que hasta nuestros días se han mantenido como la quizá banda más grande en su estilo, con un prestigio y una importancia incalculables.

Estamos en el lejano 1969, concretamente en la ciudad de Birmingham. En esta industrializada y triste ciudad inglesa, un rubio y nervioso joven llamado KK Downing se ganaba la vida como podía entre la rutina de las gigantescas máquinas de las fábricas que trataban el metal. KK soñaba algún día con dejar todo ese triste y apagado mundo industrial y dedicarse a su gran pasión oculta: llegar a ser una estrella del rock. Para ello había aprendido desde muy pequeño a tocar la guitarra y con los años había adquirido unos conocimientos impresionantes. No obstante, estaba destinado a ser uno de los guitarristas definitivos de la historia.

Cuando KK sintió que ya se había convertido en todo un experto, llegó a la conclusión de que el siguiente paso lógico era buscar miembros para formar una banda y empezar a ensayar y a experimentar. No tardó en unirse a su amigo de infancia, el bajista Ian Hill, con el cual formó un modestísimo grupo de versiones pop y rock de los 60, que duró dos años.

Paralelamente, en Birmingham existía un grupo llamado “Judas Priest” (que no era los propios Judas que conocemos, sino una formación liderada por Alan Atkins). Aquellos “Judas Priest” se habían formado en el 67, y en sus filas contaba con Alan Atkins a las voces, John Perry a la guitarra, Bruno Stapenhill al bajo y John Partridge tras los tambores.

Este grupo entre 1968 y 1970 giró varias veces por pequeños clubes de Inglaterra, labrándose una respetable reputación en directo, algo que les llevó a contar con los servicios del ex-manager de los Stones, Andrew Loog Oldham. El grupo llegó a firmar un contrato con Immediate Records y comenzó a grabar temas para el que se suponía su debut en estudio. Sin embargo, la disolución llego en el verano de 1970 debido a presiones de la discográfica y a tensiones internas entre Atkins y los demás. Tras la disolución, todos los miembros se desperdigaron en infinidad de bandas inglesas que nunca pasaron del anonimato, mientras Atkins no sabía que camino seguir.

Fue en ese momento cuando Atkins recibió la llamada de KK y Ian, los cuales se habían hecho con los servicios del batería John Ellis para pedirle que se uniera a ellos para formar una nueva banda. Atkins aceptó.

El primer paso fue buscar un nombre para el grupo. Mientras KK y Ian querían que el combo se llamara “Freight”, Atkins sugirió recuperar el ácido nombre de su grupo anterior, “Judas Priest” (El sacerdote de Judas). A KK y a Ian les pareció perfecto. Corría el año 1971; Judas Priest se acababa de fundar.
Desde el principio existió la voluntad de todos los miembros de romper moldes; querían crear un nuevo estilo, basado en sus influencias de rock duro de Sabbath, Purple, Zeppelin y otras más bluesy como Cream.
El grupo, con una ilusión desbordante, comenzó a dar conciertos por clubes de la zona, pero al cabo de unos meses, John Ellis marchó del grupo por cansancio y porque según él aquel grupo tenía pocas expectativas de llegar a la fama.

Aquel mazazo fue subsanado con la llegada del batería Alan Moore, que igualmente en pocas semanas cedió su puesto a Chris Campbell. Con el nuevo line-up, Judas Priest comenzaron a girar por clubes y pequeñas salas de ciudades inglesas como Manchester, Londres, Liverpool, Newcastle, etc. El nombre del grupo comenzaba a hacerse conocido…

Pero cuando las cosas parecían ir viento en popa, en 1973, Chris y también Alan Atkins abandonarían el barco, quejándose de que el grupo no hacía otra cosa que girar y girar sin parar y sin avanzar hacia la consecución de un contrato discográfico. Alan Atkins, el primer cantante de Judas Priest, había abandonado. Actualmente se recuerda como poco más que eso, como el primer cantante del grupo (aunque su voz nunca llegó a registrarse en ninguna grabación del grupo), como el hombre que co-escribió algunos clásicos lejanos de Priest (como “Victim of Changes”) y como el hombre que introdujo el nombre del grupo gracias a su banda anterior.

KK y Ian quedaban, pues, como al principio, solos, pero esta vez con la moral por los suelos. Fue entonces cuando la por entonces novia de Ian, Sue Halford sugirió al fornido y barbudo bajista que su hermano, un tal Robert Halford, podía ser el nuevo voceras del grupo.

Rob Halford había nacido un 25 de Agosto de 1951, en Birgmingham. Dejó la escuela en la adolescencia, y para ganarse la vida trabajo como operador de luces de varios teatros, y según dicen algunas lenguas, Halford también consiguió dinero extra posando para alguna que otra sesión porno gay. Halford a lo largo de toda su trayectoria ha demostrado ser un fuera de serie cantando, para muchos el mejor cantante de la historia, dominando toda clase de tonos, desde el grave más turbador hasta al agudo más afilado, además de haber demostrado que es un enorme compositor y una de las personalidades más educadas y con mejor trato de todo el panorama metálico, sin olvidar que ha sido uno de los pocos rockeros que no ha tenido problemas en aceptar su condición sexual, abiertamente homosexual. En otras palabras, un fuera de serie.

Por 1973, Halford tenía un grupo de rock llamado Hiroshima, que no había conseguido labrarse un nombre por Inglaterra, a diferencia de Judas Priest.
Ian y KK aceptaron la sugerencia de Sue y quedaron con Rob para una audición, la cual se llevó a cabo en la casa del vocalista. Sin embargo, una vez en la casa, Ian y KK oyeron por la radio una versión de una canción de Doris Day cantada por Halford. Esa curiosa audición fue lo único que KK y Ian tuvieron que escuchar para quedarse prendados por la voz de Rob, que fue inmediatamente admitido en el seno de Judas Priest; pero Rob no entró solo, sino que se trajo a su amigo y batería de Hiroshima, John Hinch.
Judas Priest volvió a la carretera, esta vez con más ilusión y ganas que nunca, ya que Ian y KK estaban entusiasmados con su nuevo y prodigioso cantante. Impresionantes y llenos de garra, según dicen, eran sus conciertos de aquella época por clubes de toda Inglaterra, tocando varias versiones de grupos como Cream, Black Sabbath y Jimmy Hendrix, además de algunas composiciones propias, como “Run of the Mill” y “Cavier and Meths”. Tras una actuación en Londres, un representante del pequeño sello Gull Records, subsidiario de Decca, que se acababa de fundar de la mano del ex-de MCA Records, David Howells, ofreció un contrato a la banda, la cual, evidentemente, aceptó encantada.

Una vez dentro de Gull Records, lo primero que hicieron fue grabar unas demos para los temas “Ladies”, “Run of the Mill” y “Cavier and Meths”. Sin embargo, cuentan que en Gull Records no estaban satisfechos de cómo sonaban esas grabaciones, con lo cual aconsejaron la introducción de un segundo guitarrista para endurecer y perfeccionar el sonido de la banda. KK en principio no estaba demasiado conforme en tocar con otro guitarrista, más aún cuando en los 70 todo lo que fuese tocar con más de un seis cuerdas era muy poco frecuente. Sin embargo, la banda, tal y como era su destino, finalmente aceptó, dando paso a una de las mejores decisiones que se recuerden en la historia del rock.

Judas Priest se puso entonces a buscar un segundo guitarrista. No tardaron en sentirse atraídos por un tal Glenn Tipton. Glenn como sus futuros compañeros de Judas Priest había nacido en Birmingham, el 25 de Octubre del 48. Como KK, en la adolescencia ya dominaba totalmente la guitarra, y por finales de 1973 se encontraba con su banda “Flying High Band” (de tendencias progresivas). El caso es que la banda quedó prendada por la técnica de Glenn, y tras una prueba, en la que Glenn y KK se adaptaron totalmente, el castaño guitarrista fue incorporado a la filas del “sacerdote de Judas”.

Con esta nueva formación, y ya a finales de 1974, el grupo entró en el estudio para grabar lo que sería su debut discográfico. En tan sólo tres semanas dieron forma al disco, que llevó por nombre el no muy agraciado “Rocka Rolla”, producido por Rodger Bain. Dicho disco pasó muy desapercibido entre el público y la radio rockera. Y es fácil ver el porqué: “Rocka Rolla” aún hoy está considerado como un flojo debut, donde la banda aún no había conseguido descubrir su verdadero sonido, un disco demasiado influenciado por el rock de los setenta que dominaba por aquel entonces, y lo peor de todo, que no mostraba grandes canciones. Como la propia banda ha expresado a lo largo de su historia, para ellos “Rocka Rolla” no es más que un “correcto disco de blues progresivo” .

Sin embargo, y a pesar de que “Rocka Rolla” no tiene “sonido Priest” por ningún lado, si se pueden apreciar elementos básicos de la banda que aparecerían años más tarde: riffs más pétreos de lo normal, derrotistas y oscuras letras y un dúo de guitarras con un potencial aún por explotar. Igualmente, en “Rocka Rolla” encontramos temas bastante interesantes, como “One for the road”, “Never Satisfied”, “Caviar and Meths” y una primeriza versión de clásico de Mr.Báez “Diamonds and Rust”.

A pesar del fracaso del disco, la banda siguió adelante, ya que un sello modesto como Gull no presionaba en absoluto, y sólo quería el crecimiento de la banda.

Judas Priest - Rocka Rolla


Judas Priest decidió volver a la carretera, y realizaron una gira bastante grande por Inglaterra, teloneando en algunas fechas al grupo “Budgie”. Pero lo mejor fueron las contrataciones para actuaciones en Noruega y Alemania, que mantuvieron ocupada a la banda hasta mediados de 1975. El grupo también fue invitado a la edición del Reading de aquel año, en frente de 60.000 personas. Destacar, a nivel de estética, que por entonces la banda aún no vestía la clásica indumentaria de cueros ajustados y tachas, sino que dominaba el satín, las camisas de colores, los sombreros, los pantalones acampanados y botas de tacón.

A pesar de que el combo comenzaba a consolidar su nombre por medio del directo, la vida como banda por entonces era muy dura. Según el propio Tipton, “los días primerizos eran divertidos, pero muchas veces no fueron fáciles, muchas veces sólo tocábamos para conseguir el suficiente dinero para poder tocar el mes siguiente, la verdad es que en aquella gira lo único que conseguimos fue consolidarnos como banda en directo”.

A finales de 1975 el batería Alan Moore regresó al seno de la banda tras la huida de John Hinch, y después de tocar en el “The Old Grey Whistle Test” de la BBC, el grupo regresó al estudio para llevar a cabo las complejas, extensas y ambiciosas sesiones de grabación de “Sad Wings of Destiny”, el disco con el que empezarían a hacer historia…

A principios de 1976, la banda ya tenía mucho material para la que iba a ser su siguiente obra en estudio, "Sad Wings of Destiny", producido por la propia banda más la ayuda de Max West y Jeffrey Calvert. Pero no iba a tratarse de un disco cualquiera; aún a día de hoy, "Sad Wings", a pesar de su modesta producción y su sonido algo arcaico, está considerado como uno de los mejores discos de Judas y una de las obras cumbres para la eclosión del heavy metal años más tarde. Fue en este disco donde Halford destapó todo su impresionante potencial, donde KK y Glenn explotaron como dúo, entrelazando riffs magistrales y solos sobrecogedores (consolidando la fórmula de 2 guitarristas que estaría tan en boga en los 80), donde aparecieron las letras típicas de la banda (muerte, falsos salvadores, fantasías en mundos lejanos y maldad humana) y donde se plantó la semilla para la futura eclosión de la NWOBHM a principios de 1980.

En otras palabras, "Sad Wings of Destiny" fue el disco que renovó la escena de los 70, donde parecía que sólo destacase el rock duro de Zeppelin & Co, y los devaneos progresivos de Pink Floyd y tantos otros.

Hablando ya sobre los temas, las 9 canciones que integran este LP son joyas, aunque si algunas destacan por encima de las otras, esas son las inconmensurables "Victim of Changes" (su gran tema clásico de los 70), "Tyrant", "The Ripper" o "Genocide". Mención aparte para las dos fabulosas baladas, "Epitaph" y

"Dreamer Deceiver"


A pesar de su enorme calidad, el disco no tuvo unas ventas muy abultadas, pero si las necesarias para que Judas realizaran una enorme gira como cabezas de cartel por la Gran Bretaña y para que la prensa inglesa comenzara a fijarse seriamente en ellos.

Todo esto hizo que la multinacional CBS (Columbia) fijara su ojo en ellos y les ofreciera un contrato imposible de rechazar. Uno de los objetivos de la banda, fichar por un gran sello, se había cumplido. A todo esto, el batería Alan Moore abandonó de nuevo la banda, siguiendo con el incomprensible y casi cómico baile de baterías. El prestigioso batería a sueldo Simon Philips sería su sustituto.

El primer disco para CBS fue el ecléctico y experimental "Sin After Sin", publicado en 1977 y producido por el mismísimo bajista Roger Glover (Deep Purple), que mostraba el sonido heavy del "Sad Wings" en algunos temas, como en el clásico "Sinner", "Dissident Agressor" (versionada años más tarde por Slayer en el "South of Heaven"), la versión "Diamonds And Rust" o "Starbreaker", mientras que en otros se palpaba un gusto por los ritmos progresivos ("Let us Pray", "Call for the Priest") y el folk y el blues en las baladas "Last Rose of the Summer" y "Here comes the tears". Toda esta variación de estilos entre los temas, y el hecho de que las únicas canciones bien conocidas sean "Sinner" y "Diamonds and Rust" han hecho de "Sin after Sin" uno de los discos menos recordados de todo el catálogo Priest. Aún así, su alta calidad y su gusto por la experimentación son intachables.

"Diamonds And Rust"


"Sin After Sin" fue un gran éxito en UK, su patria natal que ya tenían totalmente conquistada, mientras que en Europa las ventas fueron bastante más modestas. Sin embargo contrataron muchas fechas para el viejo continente, dando paso a la primera gran gira europea de Judas Priest que se recuerde. Pero para el recuerdo quedará sobretodo la actuación de Judas y Magnum en el "London Vitoria Theatre" que acabó con el público inmerso en una batalla campal en la que se arrancaron y se lanzaron los asientos del recinto.

A pesar de que la banda tentó a Simon para que les acompañara en la gira, éste prefirió seguir con su carrera en solitario de batería a sueldo. Otro batería más había abandonado a Judas Priest, que se vieron obligados a fichar a otro. El afortunado en cuestión fue el gran Les Binks, que permanecería en la banda durante casi tres años, convirtiéndose así en el batería clásico de Judas Priest en los 70.

Finalizada la gira europea, Judas consiguió sus primeras fechas como cabezas de cartel en USA, aunque el clímax fuese la experiencia y el honor de telonear a Led Zeppelin en San Francisco para el "Day on the Green Festival".

Llegado 1978, la banda regresaría al estudio para parir otra de sus obras clave, el corrosivo "Stained Class", producido por Dennis Mackay, que vio finalmente la luz en Abril de 1978, en medio de la turbulenta explosión punk. Fue en este disco donde los Judas endurecieron aún más su sonido, volviéndolo más afilado, agresivo, contundente y vertiginoso. En resumen si "Sad Wings of Destiny" fue el disco que descubrió el "sonido Priest", "Stained Class" fue el disco que lo perfeccionó y consolidó. Además, fue aquí donde la banda presentó al mundo se estética definitoria: cuero, tachas, gorras militares a lo nazi, botas, muñequeras y varias elementos fetichistas a cargo de Rob, como látigos y esposas, que a fin de cuentas reflejaban sus inclinaciones homosexuales, a pesar de que nadie ató cabos en este aspecto hasta que Rob hizo publica su homosexualidad en 1991 .

Todo el disco está compuesto de auténticas gemas de heavy metal desenfrenado, logrando uno de los discos más completos de la banda; temazos como "Exciter", la épica balada "Beyond the Realms of Death", el tema título, "Invader", "Heroe's End" o la gran versión de "Spooky Thoot" "Better by you, better than me", el único tema algo comercial del disco, que fue grabado por imposición de la discográfica CBS, al ver que los Judas estaban componiendo material extremadamente agresivo, oscuro y difícil de digerir. Y es que para la época "Stained Class" fue otro punto de inflexión, un disco que desde la incómoda portada, la negra estética de la banda, las maliciosas y siniestras letras (eutanasia, genocidio, tiranía, sadomasoquismo.) y sobretodo, su agresivo sonido, estaba llamado a colocar los pilares de los futuros sonidos duros de la década siguiente. Sin ir más lejos, aún hoy "Exciter" está considerada una de las semillas de las que germinó el thrash y el speed metal en los 80.

"Beyond The Realms Of Death"

"Exciter"


A pesar de los miedos de CBS, el disco fue un éxito rotundo en Europa, se coló en el Top 3 en UK y logró unas ventas a tener en cuenta en Japón y los Estados Unidos. Todo un presagio de cómo los sonidos duros iban a tener un gran éxito mundial en los años siguientes.

La banda volvió a realizar una gran gira por toda Europa, repitió fechas en USA y ofreció sus primeros conciertos en Japón. Sin embargo, al final de la gira, aún en 1978, la banda se sentía con más energía y con más ganas de componer que nunca. Por ese motivo regresaron al estudio con James Guthrie como productor, para dar forma a los 10 temas que formarían su quinto disco.

Tal obra se bautizó como "Killing Machine" y se publicó a finales de 1978, mientras que CBS, en una estrategia comercial, editó a principios de 1979 sólo para USA una edición especial, titulada "Hell Bent for Leather" (porque CBS creía que el título de "Killing Machine" es decir, "Máquina Asesina" era demasiado violento para los valores americanos) y con un tema extra, nada más y nada menos que "The Green Manalishi (with the two prongued crown)" de los "Flewtwood Mac" de la época con Peter Green. Sobre esta tendencia de CBS de obligar a Judas a realizar versiones, Halford explica "CBS a finales de los 70 siempre nos presionó para que realizáramos versiones algo más comerciales para asegurarse las ventas de los discos. Los jefazos de CBS eran los que creían que una buena versión era un buen método para llegar a la cima de forma rápida. Nosotros en cambio nunca nos pareció que sirvieran para mucho. Pero para lo que si sirvieron fue para que hiciéramos esas canciones nuestras, al no ser las originales demasiado conocidas, para así poderlas tocar en directo como si fuesen clásicos nuestros de toda la vida".

Razón no le falta a Halford, pues "The Green Manalishi" sigue siendo hoy uno de los mayores clásicos de Priest en directo. Tal versión, como querían los de CBS, fue todo un éxito en yanquilandia, y fue el detonante para que "Hell bent for Leather" fuese el primer disco de Judas bien vendido en la tierra de los McDonald's y del Béisbol. En Europa y Japón "Killing Machine" fue el disco que les convirtió en una de las más importantes atracciones musicales de la época.

Musicalmente hablando, "Killing Machine" es otro de los mejores discos de la banda, simplemente porque está repleto de himnos coreables y canciones de gran calidad, como

"Hell Bent for Leather"



"Take on the World",


"Evening Star"


"Delivering the Goods", "Killing Machine", "Evil Fantasies", "Running Wild" o "Rock Forever". El productor Jamies Guthrie mantuvo el sonido muscular y agresivo de "Stained Class", pero a la vez dotó al disco de cierta comercialidad, dando paso a una base rítmica algo más suave y guitarras algo más rockeras y melódicas. Igualmente, es uno de los discos más metálicos, recordados y sobretodo, geniales de toda la discografía de Priest.

La gira fue aún más grande que la de "Stained Class", sobretodo en Japón, donde el despliegue de medios y el fervor que los japoneses ofrecieron a Priest animaron a a la banda hacia la grabación de su primer LP en directo, "Unleashed in the East (Live in Japan)", producido por el gran Tom Allom, en su primera colaboración con Priest . El directo es uno de los mejores de la historia que se recuerden, agresivo y frenético, ofreciendo versiones aún mejores que en estudio de canciones como "Exciter", "Sinner", "Victim of Changes", "Diamonds and Rust" o "Running Wild", aunque desde su publicación a generado dos claras protestas: una acusación de que la banda regrabó parte de la música y las voces en estudio añadiendo sonido ambiente de fondo (algo que siempre ha sido una suposición ya que nunca se ha demostrado que así fuese) y una crítica al track-list: tan sólo nueve temas (¿?), dejando fuera canciones como "Dissident Agressor", "Better by you, better than me", "Beyond the Realms of Death" o "Take on the World". No fue hasta la reedición del 2001 cuando se incluyeron canciones imprescindibles como "Hell bent for leather" , "Delivering the Goods" o "Starbreaker", pero aún así seguían faltando canciones básicas de su etapa de los 70, como las anteriormente citadas.

Para el recuerdo quedará además el hecho de que la gira del "Killing Machine" fue la primera en la que Halford utilizó la Harley Davidson antes del inicio de "Hell Bent for Leather". Además destacar que por aquella gira Halford tuvo precisamente un aparatoso accidente con la moto (se estrelló contra la mesa de sonido) en un concierto en Minneapolis.

Todo marchaba viento en popa tanto a nivel musical como de ventas, pero desgraciadamente Les Binks abandonaría la banda alegando cansancio. Su sustituto fue Dave Holland, ex-Trapeze, que se convertiría en el batería clásico de Priest durante los 80.

Acabada la década de los 70, la banda no sólo había logrado obtener y consolidar su propio sonido, sino que su semilla para la eclosión de la NWOBHM estaba a punto de germinar, sin olvidar que ya se habían convertido en una banda famosa y respetada en el panorama rockero mundial.

Cual era entonces el próximo paso lógico que debían tomar? Sencillo: parir un disco que les convirtiera en super-estrellas mundiales y que escribiera para siempre su nombre con letras de oro en la historia del metal. Y vaya si lo consiguieron...

Biografia impresionante extraida de : http://www.metal4all.net

Buff, impresionante biografia que me he sacado de la manga eh?? jejejejeje Aqui no direis que es corto eh?? no se os ocurrira........jajajajaja, ademas nosotros 3 los editores, N1G7M4R3, ECHORIATH y yo RiPWiLD, somos amantes de Priest, nos gustara y la leeremos con mucho gusto, mañana la segunda parte!! Sobre los discos, menos el Rocka Rolla (que es el mas flojo, aunque podeis escucharlo por curiosidad) el Sad Wings Of Destiny, Sin After Sin, Stained Class y Hell Bent For Leather (IMPRESCINDIBLES) y el directo UNLEASHED IN THE EAST (aunque se dice que fue retocado en el estudio) tambien muy bueno, conseguirlos, no dejeis pasar la oportunidad.
Sobre los videos, he puesto directos, por que en los 70 no tienen videos, solo actuaciones como las de la BBC "The Old Grey Whistle", los demas temas los he tenido que sacar de actuaciones en directo de los 70, alguna de los 80, con la epoca "British Steel" en adelante ya tienen videos, tranquilos, que los pondre TODOS!!! Nos vemos......

UN SALUDO!!

7 comentarios:

RiPWiLD dijo...

Si es que bajo la barra de desplazamiento y no acabo, jajajajaja espero que os guste, tanto, como yo haberla puesto, GRACIAS!!

N1G7M4R3 dijo...

Siiiiiiiiiii,tu ya sabes k judas me encanta y todo eso.......PERO EL ESPECIAL K IBA A HACER ERA DE ELLOS,ME CAGO EN LA MADRE DEL NEGRO!!!!!!

RiPWiLD dijo...

Bueno, pues entonces solamente queda que deje opiniones ECHORIATH, no se que le habra pasado, por que se ha esfumado como la espuma, no se donde andara, no ha visto los videos de ayer ni lo de hoy.......y n1g7m4r3 comenta algo de lo que has visto, no dejes 3 lineas, coño!! extiendete un poco hombre, que eres mas vago que la chaqueta un guardia!!

ECHORIATH dijo...

LO SIENTO PERO VAS A ESPERAR A EL MARTES POR LA MAÑANA A VER MIS COMENTARIOS AHORA ESTOY CANSADO Y DE JUDAS TENGO MUCHO QUE COMENTAR YA SABES QUE ES DE MIS GRUPOS FAVORITOS JEJEJEJEJE TODOS TENEMOS EL MISMO BUEN GUSTO

N1G7M4R3 dijo...

Ahora tambien estoy cansado,pero cuando pongas el british steel pon grinder

ECHORIATH dijo...

bueno lo primero que ya estoy mejor y que ya te contare y segundo que que te has pasado un huevo llevaba sin leer tanto desde que que termine el SILMARILION jejejeje pedazo bigrafia del grupo que decir si ya sabes uqe es uno de mis grupos favoritos pero ahi va:
antes de los videos decir que MR.ATKINS es un puto camaleon de un año a ptro ya no lo reconocia ni su madre.
en ROCKA ROLLA me da a mi que todavia estaban un poco por definir como grupo la cancion no es que me emocione pero oye, es lo que hay.
DREAMER DECEIVER si que me gusta pero ya sabes que a mi las baladas me tocan la fibra sensible jeje
DIAMONDS AND RUST ya es el judas priest que todos adoramos tralla tralla!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
y el disco SIN AFTER SIN menos recordado vale pero de todos modos es bueno, al fin y al rabo jejeje son JUDAS
BEYOND THE REALMS OF DEATH ME PARECE MAGNIFICA!!!!!!!!!!!!!!muy muy buena me encanta, y me da la sensacion no se porque que a ti no es de las que mas te gustan, me equivoco?no se, me por ahi.
en EXCITER tiene unas pintajas de gay que no pegan con la cancion jejeje pero si es cierto que se puede considerar como un presagio de lo que mas tarde iva a ser el trash y el speed metal.
HELL BENT FOR LEATHER otra de las buenas y esa salida a escena con la motaza me molo por cierto se parece al malo de TERMINATOR 2 jajaja
TAKE ON THE WORLD umhhhhhhh! no me mola pero no pasa nada.
de EVENING STAR me gusta el ritmillo lento que llevan al pricipio y como luego suben un poco no es que den tralla pero el cambiio esta muy bien, le da un puntazo.
Y de aqui ya esta todo ahora me toca ir a la segunda parte que me voy a cagar por la pata abajo que es muxo mas larga que la primera y para el siguiente no te pases de largo cabron que ya casi se me habia olvidado leer jejejeje un saludo y jodete que ahora te ha tocado leer a ti un rato aunque se que se agradece

RiPWiLD dijo...

A ver, echoriath, the beyond the realms of death, es una de mis canciones favoritas, pero no encontre un video adecuado, y por mi pondria mas videos, pero es que si no, todavia seria mas largo.....

En hell bent for leather en sus conciertos siempre salen igual, con la harley, jajajajaja al igual que en painkiller!!

Por lo demas que dices, exciter tambien me mola mucho.....

Pero es que a mi me gustan todos los discos, es que me parecen, jodidamente brutales, y en la epoca que salieron, debieron ser algo increible, una autentica revolucion!!

Un disco que me encanta y me gustara siempre y para los fans mas acerrimos es el mejor, es sin lugar Sad Wings Of Destiny, es uno de mis favoritos, pero es lo que te digo, que me molan todos, quitando el "rocka rolla, turbo y ram it down" de la epoca halford, nunca me ha pasado, por lo menos con otras bandas, que me gusten tantos discos de un mismo grupo......solo de black sabbath me gustan tantos como judas.....

Solo queda que comente el colega n1g7m4r3, el jodido vago, que no habla ni comenta aunque le pegen un tiro, el jodio!! DEJA UN COMENTARIO LARGO COÑO!!